Régimen Laboral Boliviano
Ahorra tiempo, llega a cada trámite que necesitas hacer con TODA la documentación que requieres.

Régimen Laboral Boliviano



Para que exista una relación laboral, ésta debe contar con los siguientes requisitos (Art. 2, DS 28699):

  1. Relación de dependencia y subordinación del trabajador respecto al empleador.
  2. Prestación de trabajo por cuenta ajena.
  3. La  percepción  de  remuneración  o  salario,  en  cualquiera  de  sus  formas  o manifestaciones.

El régimen laboral en Bolivia es prominentemente proteccionista a favor del trabajador.

De acuerdo al Art. 4 D.S. 28699, en concordancia con los Arts. 46.I.1 y 48 de la CPE, el derecho laboral se sustenta en los siguientes principios:

  • Principio protector: el Estado tiene la obligación de la protección del trabajador bajo las siguientes reglas principistas:
    • In dubio pro operario: cuando exista duda sobre la interpretación de una norma, se debe aplicar la interpretación más favorable al trabajador.
    • Condición más beneficiosa: en caso de exista  una  situación concretamente reconocida ésta debe ser respetada, en la medida que sea más favorable al trabajador, ante una nueva norma que se vaya a aplicar.
  • Principios de la continuidad de la relación laboral: a la relación laboral se le atribuye la más larga duración, imponiéndose al fraude, variación, infracción, arbitrariedad, sustitución del empleador.
  • Principio intervencionista: el Estado a través de sus órganos y tribunales ejerce tuición para el cumplimiento de los derechos sociales de los trabajadores y empleadores.
  • Principio de la primacía de la realidad: prevalece la veracidad de los hechos a lo  determinado  por  acuerdo  de  partes  (prevalecen  los  hechos  frente  a  lo estipulado en los contratos).
  • Principio de no discriminación: no deben existir diferenciaciones que coloquen a los trabajadores en situaciones inferiores o desfavorables frente a los demás trabajadores, con los que mantengan responsabilidades o labores similares.

La Jornada de trabajo tiene las siguientes características:

  • Jornada efectiva de trabajo: no debe exceder de ocho (8) horas por día y de cuarenta y ocho (48) por semana.
  • Jornada   de   trabajo   nocturno: no   debe   exceder   de   siete   (7)   horas, entendiéndose trabajo nocturno el que se practica entre horas veinte (20) y seis(6) de la mañana. Se exceptúa de ésta disposición el trabajo de las empresas periodísticas.
  • Jornada para mujeres y menores de dieciocho (18) años: excede de cuarenta (40) horas semanales diurnos.

Trabajadores de confianza o quienes estén en dirección de vigilancia: están exceptuados de la jornada laboral, tienen una (1) hora de descanso al día y no pueden trabajar más de doce (12) horas al día.

El empleador y los empleados podrán acordar que la jornada laboral se realice en HORARIO CONTINUO, la cual se compone de ocho (8) horas diarias de lunes a viernes, con treinta (30) minutos de tolerancia para el refrigerio por una sola vez al día, sin suspensión de actividades y de acuerdo al rol establecido.



COMENTA

Servicio Sugerido
Control a la Gestión Interna de Microempresas
ESPACIO PUBLICITARIO